Noticias

ADRA continúa su labor humanitaria después de la explosión en Beirut

La agencia ADRA tiene planes de trabajar en conjunto con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Refugiados (UNHCR) para ayudar a las familias desplazadas con albergues de emergencia y medidas de protección. Al menos 170,000 apartamentos y 150 escuelas, incluyendo el centro de aprendizaje para niños refugiados ADRA, fueron dañados por la explosión.

25 de agosto de 2020 | Beirut, Líbano | ADRA Internacional.

La Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales (ADRA) transportó toneladas de provisiones nutritivas en un vuelo humanitario especial desde Eslovaquia, como parte de su amplia respuesta de l4 de agosto. Esta más reciente asistencia está ayudando a ADRA a expandir sus operaciones de ayuda humanitaria, que se centraba hasta la fecha en proveer alimentos, agua y artículos esenciales de emergencia a las víctimas y personal de primera respuesta desde el día de la explosión.

“Estamos enfrentando una crisis humanitaria insuperable. Los informes de los esfuerzos de asistencia humanitaria indican que casi un millón de personas no pueden disponer de lo necesario para sus necesidades básicas. Aun antes de la explosión, la seguridad en cuestión de alimentos en el Líbano era causa de seria preocupación”, dijo Mario Oliveira, director de manejo de emergencias de ADRA. “Nuestros equipos están trabajando sin descanso, ayudando a familias y niños. Estamos profundamente agradecidos con nuestros socios de labor humanitaria por su respuesta y su apoyo a las operaciones continuas de la agencia ADRA”.

La explosión causó la muerte de más de 178 personas, hirió a por lo menos 6,000 y dejó a unas 300,000 personas sin hogar. ADRA ha lanzado iniciativas para proveer agua, facilidades sanitarias y medidas higiénicas y está coordinando esfuerzos con socios de asistencia humanitaria para atender las necesidades de los sobrevivientes más rápidamente. La agencia ADRA tiene planes de trabajar en conjunto con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Refugiados (UNHCR) para ayudar a las familias desplazadas con albergues de emergencia y medidas de protección. Al menos 170,000 apartamentos y 150 escuelas, incluyendo el centro de aprendizaje para niños refugiados ADRA, fueron dañados por la explosión.

“Líbano ha acogido a millón y medio de refugiados sirios. ADRA  ha estado apoyando las necesidades de educación de los niños refugiados por muchos años y la restauración de este centro de aprendizaje es vital para el bienestar de esta comunidad”, dijo Gunther Wallauer, director regional de ADRA en el Oriente Medio y el norte de África. “Estamos tratando de proveer a las familias los recursos para asegurar sus hogares, siendo que no se sienten seguros. Los miembros de las familias se turnan para velar y montar guardia en sus hogares durante el día y la noche, porque sus casas no tienen puertas o ventanas. Por favor, sigan manteniéndonos en sus oraciones”.

La explosión dañó por lo menos 26 hospitales y clínicas,  reduciendo todavía más los servicios médicos para los pacientes de coronavirus y del resto de la comunidad. ADRA tiene planes de continuar en marcha con sus iniciativas de prevención del COVID-19 para ayudar al Líbano a enfrentar los desafíos de salud de la crisis actual. A partir de la explosión, se ha incrementado la cantidad de muertes y nuevas infecciones. El país ha tenido más de 8,881 casos de coronavirus y  103 defunciones, de acuerdo con el Ministerio de Salud. (*La cantidad varía diariamente).

“Nuestros proyectos de respuesta al COVID-19 han estado dirigidos a las comunidades más vulnerables desde el brote de la pandemia. Hemos enviado suministros médicos y equipo de protección personal y hemos provisto asistencia en cuestiones de higiene e instalaciones sanitarias, además de alimentos tanto para ancianos como para refugiados. Sabemos que Líbano va a necesitar más ayuda para enfrentar esta pandemia”, dijo Alex Balint, coordinador de respuesta de emergencia, quien supervisa diariamente las operaciones de emergencia de ADRA en Beirut. “Nos hemos enterado de que la explosión destruyó miles de equipos de protección personal y de suministros médicos que estaban almacenados en una bodega en el puerto, esperando su traslado a las instalaciones médicas. Es un momento desafiante para enfrentar el problema del COVID-19, pero ADRA está comprometida a apoyar a la comunidad libanesa en medio de esta crisis de salud”.

Para enterarte más acerca de la respuesta de ADRA a situaciones de desastre, o para hacer donaciones que apoyen los esfuerzos humanitarios en el Líbano, visita ADRA.org/EmergencyFund.

 

FUENTE: 

https://www.interamerica.org/es/2020/08/adra-continua-su-labor-humanitaria-despues-de-la-explosion-en-beirut/. 

 


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *