Noticias

Cómo ser un innovador para Dios por medio de principios Bíblicos

Amigos, hoy El Señor todavía trabaja a través de medios innovadores, a veces de manera espectacular, pero a menudo a través de métodos muy simples: un toque en la puerta, una sonrisa genuina, un toque curativo, una comida caliente, un mensaje de cariño, un interesante estudio bíblico, una conversación profunda, un oído atento; los medios de Dios son ilimitados, el único límite que tiene es nuestra voluntad de ir, de ser Sus manos y Sus pies.

10 de agosto 2020 | Silver Spring, Maryland, Estados Unidos | Por: Ted N.C. Wilson.

Saludos amigos. Es bueno estar con ustedes una vez más para hablar sobre nuestra importante misión dada por Dios, y las formas para llevar adelante Su plan de alcanzar el mundo para Él.

A lo largo de los años, se han escrito muchos libros, se han impartido seminarios y se han presentado artículos que sugieren formas nuevas y emocionantes de alcanzar a las personas para Cristo. La innovación puede ser buena, trayendo vida y nueva energía en la ganancia de las almas. Sin embargo, para ser eficaz, debe basarse en principios Bíblicos claros, principios que el cielo puede aprobar.

«Innovación», según una definición, es «una nueva idea, pensamientos creativos, nuevas imaginaciones en forma de dispositivo o método». [i] Ser innovador es ser creativo, ser capaz de «pensar fuera» de la «caja”.

Amigos, ¡Dios mismo es el Gran innovador! Piense por un momento en la Creación: ¡hacer surgir algo espectacular de la nada! Eso es realmente pensar «fuera de la caja».

Luego, cuando Adán y Eva cayeron, el plan innovador de Dios para salvarnos entró en acción, ya que, bajo la instrucción divina, Adán cortó la garganta del primer cordero sacrificial que señalaba al Salvador que habría de venir.

A lo largo de la historia, Dios ha usado continuamente métodos innovadores para lograr Sus propósitos: Un arca para salvar a la raza humana de la extinción durante una inundación mundial; múltiples idiomas para dispersar personas en todo el mundo; una promesa a Abraham, un anciano descrito como «casi muerto» en Hebreos 11:12, y lo convierte en una gran nación.

Tomemos el caso de José, cuando impulsados por el odio y los celos, sus nueve hermanos lo vendieron como esclavo. Pero el plan innovador de Dios tomó lo que habría sido para mal y lo tornó en algo bueno. Más tarde, cuando un nuevo Faraón trató de acabar con el pueblo de Dios, Dios intervino a través de un bebé en una canasta.

La lista continúa: Agua de una roca, muros de la ciudad derrumbándose, un gigante asesinado por una honda y una piedra, un poderoso rey convertido después de siete años de vagar como una bestia; estas son solo algunas de las formas asombrosas de Dios.

Pero la mayor expresión de innovación, la de un bebé colocado en un humilde pesebre, luego clavado en una cruz para salvar a una raza, la raza humana, que no lo conoció.

En Juan 1:11-13 leemos:

“A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron. Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios.”

A través del «nuevo nacimiento» ofrecido a través del plan innovador de Dios, Dios promete darnos poder para convertirnos en hijos e hijas de Dios. ¡Asombroso!

Antes de ascender al cielo, Jesús prometió a Sus discípulos el don del Espíritu Santo, prometiéndoles poder para ser Sus testigos «hasta lo último de la tierra» (Hechos 1:8). Una vez que se recibió este regalo, los seguidores de Cristo pusieron el nombre de Dios “boca arriba”.

Amigos, hoy El Señor todavía trabaja a través de medios innovadores, a veces de manera espectacular, pero a menudo a través de métodos muy simples: un toque en la puerta, una sonrisa genuina, un toque curativo, una comida caliente, un mensaje de cariño, un interesante estudio bíblico, una conversación profunda, un oído atento; los medios de Dios son ilimitados, el único límite que tiene es nuestra voluntad de ir, de ser Sus manos y Sus pies.

La importancia del llamado de Dios para nosotros hoy se refleja claramente en el libro Testimonies for the Church, vol. 6, página 33, donde leemos:

“Una crisis se avecina. Imbuidos del poder del Espíritu Santo debemos ahora proclamar las grandes verdades para estos últimos días. No transcurrirá mucho tiempo antes que todos hayan escuchado la amonestación y efectuado su decisión. Entonces vendrá el fin…

v {6TI 33.1}

A medida que avanzamos con fe, Dios, el gran Innovador, nos abrirá puertas y nos mostrará Sus mejores formas de llegar al mundo en este momento. Cuando nos rendimos a la guía del Espíritu Santo, no hay límite para lo que Dios puede y hará a través de Su Iglesia y a través de usted en la Participación Total de los Miembros, en este momento.

Oremos juntos. Padre, gracias por el gran privilegio de cooperar con el cielo en el plan innovador más grande jamás concebido: El plan de salvación, donde Jesús, el Gobernante del universo vendría a esta tierra como un ser humano humilde y tomaría forma humana. 100 por ciento divino, 100 por ciento humano. No podemos entender eso, pero sabemos que es un plan innovador y sorprendente.

Y Jesús vivió una vida perfecta por nosotros, murió en la cruz por nuestros pecados y ahora mismo está intercediendo por nosotros en el cielo como nuestro Sumo Sacerdote, para volver pronto como nuestro Rey glorioso, triunfante, victorioso y conquistador. Esperamos ese momento. Y hasta ese momento, Señor, úsanos para proclamar este mensaje sorprendente e innovador, un mensaje directamente desde la sala del trono del cielo. Gracias por escucharnos y gracias por cada persona que está dispuesta a ir por ti y ser testigo de lo que puedes hacer en una vida.

Gracias por la promesa de Tu próxima venida. Pedimos todo esto en el precioso nombre de nuestro Salvador, que murió por nosotros y vive por nosotros, intercede por nosotros y regresará para llevarnos a casa.

En el nombre de Jesús lo pedimos, amén.

 

Fuente:

https://www.interamerica.org/es/2020/08/como-ser-un-innovador-para-dios-por-medio-de-principios-biblicos/.

 


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *