Noticias

Donaciones proveen muy necesitado apoyo a hospitales adventistas durante pandemia de COVID-19

Esta generosidad ha llegado muy lejos en su afán de ayudar a las instituciones de salud, como el Hospital Adventista de Haití.

DPortando su equipo de protección personal, personal de la Clínica Adventista Ana Stahl, en Iquitos, Perú, muestra un cartel con las palabras: “Dios está contigo. Bendiciones”. AdventHealth y ADRA se han asociado para enviar equipo de protección personal y otros suministros a los empleados en las instituciones médicas en torno al mundo durante los tres meses pasados. [Imagen: Cortesía de AdventHealth] e past three months. [Photo: Courtesy of AdventHealth].

04 de agosto de 2020 | Winter Park, Florida, Estados Unidos | Por Ingrid Hernández.

El Hospital Adventista de Haití, situado a aproximadamente una media hora en las afueras de Puerto Príncipe, fue uno de los tres primeros hospitales en la División Interamericana de los Adventistas del Séptimo Día en aceptar casos de pacientes con COVID-19. La primera semana después de la declaración de emergencia nacional en Haití, esta institución médica cerró sus puertas a fin de preparar equipos, servicios y operaciones para lo que estaba por venir.

Lo que vino en seguida, dijo el jefe de personal, Franck Geneus, fue un aumento de precios en el mercado para obtener equipo de protección personal (PPE) y otros artículos clave. El equipo PPE –de importancia vital para los empleados de primera línea en las instituciones de salud y para socorristas y otro personal de primera respuesta– incluye mascarillas de protección, caretas o protectores faciales, gafas de protección, guantes y otros menesteres.

“Aunque comenzamos con una existencia más o menos significativa de PPE, sabíamos que sería todo un desafío reabastecerla en forma regular”, dijo.

La Clínica Adventista Ana Stahl, en Iquitos, Perú, situada en la División Sudamericana de los Adventistas del Séptimo Día, cerró sus puertas durante más tiempo por razón del brote de coronavirus en esa zona. De acuerdo con un informe de la agencia Reuters, Perú confirmó su primer caso de coronavirus el 6 de marzo y para el 14 de abril había sobrepasado los 10,000 casos. Para fines de ese mes, la Clínica Adventista Ana Stahl tuvo que cerrar sus puertas durante 30 días por falta de personal. De sus 250 empleados, un 75 por ciento habían tenido que irse a casa bajo licencia por enfermedad.

“Una de las razones por las que experimentaron tan alto índice de enfermedad, fue porque no contaban con un adecuado suministro PPE”, dijo Greg Hodgson, director de la obra de misión global de Centura Health. Centura Health es una firma regional de sociedad entre AdventHealth y las instituciones médicas en Perú, en las que, como en el Hospital Adventista de Haití, se hace presente el programa de Misiones Globales AdventHealth.

Aunque mucha de la labor de Misiones Globales de AdventHealth se lleva a cabo a través de visitas personales, tales como viajes misioneros, sesiones de planificación estratégica in situ y otros puntos de contacto en persona, el equipo vio la oportunidad de continuar apoyando desde “casa” las instituciones de salud en donde tiene presencia, enviándoles PPE en colaboración con la Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales (ADRA). Comenzaron con enviar suministros al Hospital Adventista de Haití, al Hospital Andrews Memorial, en Jamaica y al Centro Médico Vista del Jardín, en la República Dominicana y luego añadieron la Clínica Adventista Ana Stahl y el Hospital Adventista Valle de Ángeles, en Honduras, entre otros.

“La adquisición de los necesitados PPE se convirtió muy pronto en algo imposible en nuestro territorio, mayormente por causa del alto costo y su falta de disponibilidad; dos serios obstáculos que impiden ahora el flujo adecuado de servicio apropiado”, dijo el Dr. Elie Honore, presidente de Adventist Healthcare Services – Interamérica. “Mi reacción es una de gratitud y agradecimiento a Dios y a AdventHealth por esta intervención”.

Utilizando su combinada pericia en asuntos de logística, AdventHealth y ADRA han podido enviar hasta ahora 30 contenedores de PPE a hospitales en nueve diferentes países. El proceso comenzó al preguntar Misiones Globales de AdventHealth, a las instituciones médica en donde tiene presencia, cuáles eran los niveles mensuales de consumo, a fin de determinar las cantidades a ser donadas y trabajar muy de cerca con los equipos de la cadena de suministros para asegurarse de que los artículos fueran de almacenes o reservas elegibles para donación.

«AdventHealth se siente feliz de apoyar a las entidades de la iglesia y otros socios clave, cuandoquiera y dondequiera que podamos hacerlo a través de esta pandemia”, dijo la jefa de equipos de cadena de suministros de AdventHealth. “Siendo que nuestros niveles de inventario y necesidades están cambiando constantemente, nuestros equipos de cadena de suministro están evaluando constantemente la oportunidad de ayudar a otros, al mismo tiempo que mantenemos nuestro enfoque primordial en proteger a nuestros compañeros de equipo y a nuestros empleados de primera línea”.

Esta generosidad ha llegado muy lejos en su afán de ayudar a las instituciones de salud, como el Hospital Adventista de Haití.

“El apoyo de AdventHealth fue providencial, por decir así”, dijo el jefe de personal Geneus. “Recibimos de ellos suministros tales como mascarillas, batas, jabón de espuma, gel antiséptico y otros suministros. Para dar una idea clara, podemos decir que AdventHealth nos proveyó de más PPE, que el Ministerio de Salud Pública de Haití”.

Se hicieron también donaciones monetarias para ayudar a las institucione a adquirir PPE en forma local. Por ejemplo, Centura Health donó US$ 30,000 para ayudar a los hospitales en Perú a obtener PPE. Otros fondos adicionales han sido destinados para la creación de una sala de atención de pacientes con COVID-19 en la Clínica Adventista Ana Stahl.

“Las necesidades siguen en pie para Misiones Globales de AdventHealth”, dijo Monty Jacobs, director del programa. “Nuestra labor no es solamente viajes médico misioneros. Es más bien fomentar relaciones y colaboración con nuestros socios a fin de que puedan continuar su misión y servir a su comunidad durante estos tiempos difíciles”.

El director Hodgson estuvo de acuerdo.

“Nuestra declaración de misión dice que estamos aquí para hacer extensivo el ministerio de sanidad de Cristo y, como parte de la familia adventista, tenemos la responsabilidad y la oportunidad de apoyar el ministerio adventista de salud ya sea en nuestra propia comunidad o en otras partes del mundo”, dijo.

 

Fuente: 

Donaciones proveen muy necesitado apoyo a hospitales adventistas durante pandemia de COVID-19


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *