Noticias

Expertos en salud mental responden a elevación de problemas de ansiedad y drogodependencia

Uno de los aspectos más desafiantes de la pandemia de COVID-19 ha sido la miríada de cambios en el nivel de la vida diaria. El tratar de mantener algún tipo de sentido de normalidad se ha vuelto muy difícil para la mayoría.

18 de agosto de 2020 | Altamonte Springs, Florida, Estados Unidos | Por AdventHealth News.

La pandemia de COVID-19 ha afectado negativamente el bienestar emocional de las personas después de una serie de acciones y comportamientos sin precedente con el fin de mitigar la difusión de la enfermedad, El cierre de negocios e instituciones, las órdenes de quedarse en casa y el resultante decrecimiento económico ha tenido un notorio impacto sobre la salud mental.

Como consejera profesional acreditada (LPC) y madre residente en Kansas, Kellie Strube se ha dado cuenta que ni aun ella es inmune a los impactos emocionales de la pandemia de COVID-19.  Con un hijo próximo a entrar en la escuela este otoño, Kellie Strube dijo que experimentaba ansiedad al tratar de navegar esta nueva normalidad en su vida, en medio de la pandemia global.

Al prestar sus servicios como coordinadora clínica del programa intensivo de salud conductual para pacientes externos AdventHealth Shawnee Mission, la consejera Strube regularmente dirige terapias grupales y enseña a los clientes habilidades de procesamiento saludable. “Tengo la buena suerte de ser una sicóloga terapeuta, porque puedo contar con muchas habilidades al respecto, pero aun así me veo algunas veces yendo en espiral”, dijo.

La consejera Strube no está sola en relación con tales experiencias. Una nationwide survey  (encuesta nacional) que evalúa los efectos de la pandemia de COVID-19 sobre el bienestar emocional de personas adultas en Estados Unidos, informó que el 90 por ciento de los participantes experimentaron angustia emocional.

En Florida, un estado sacudido especialmente fuerte por una resurgencia de casos de COVID-19 cases, Luis Allen, siquiatra y director médico del Centro de Salud Conductual de AdventHealth, puede observar un incremento en casos de trastornos de ansiedad y abuso de sustancias adictivas, particularmente de bebidas alcohólicas, en su trabajo en el departamento de emergencia. Las tendencias son alarmantes, dijo, pero no le sorprenden.

“Cada uno está observando intensamente las gráficas de casos de COVID tratando de ver si la curva está disminuyendo, pero aun si hay presente un decrecimiento de infecciones, los problemas de salud mental podrían estar aumentando en forma exponencial para una significativa parte de la población”, dijo el siquiatra Allen.

Con estudios tras estudios que señalan hacia un aumento de crisis de salud conductual, los profesionales de la salud están encontrando formas de ayudar a las personas a entendérselas con la situación y a buscar ayuda cuando la necesitan.

Aceptación de lo que no podemos controlar

“A los seres humanos nos gusta contar con una sólida estructura y predictibilidad; y si eso se acaba, nos sentimos totalmente abrumados”, dijo Rennie Shuler-McKinney, directora clínica de salud conductual de AdventHealth Shawnee Mission.

Uno de los aspectos más desafiantes de la pandemia de COVID-19 ha sido la miríada de cambios en el nivel de la vida diaria. El tratar de mantener algún tipo de sentido de normalidad se ha vuelto muy difícil para la mayoría.

La directora Shuler-McKinney les ha enseñado a sus clientes y ha adaptado para sí, el poder de la gratitud, subrayando el papel que juega en ayudar a desarrollar la capacidad de enfrentar con éxito la situación y fortalecer el bienestar total.

La consejera Strube trabaja con sus clientes a través del concepto de aceptación radical; la idea de que si no hay nada que puede hacerse respecto a algo, no tiene sentido entonces luchar contra ello, a fin de ayudarlos a vencer los muchos cambios que están fuera de su control. Los hace además practicar un ejercicio llamado reemplazo de idea o pensamiento a través del cual sus clientes redefinen u creencia o interpretación de un evento.

“Este reemplazo de idea o concepto tiene que ver con cambiar la forma en que vemos una situación”, explicó la consejera Strube. “Si me digo constantemente a mí misma ‘esto no va a mejorar’, solamente se va a poner peor. Así que, ¿cómo puedo pensar en ello en forma diferente?”

Manteniéndonos conectados mientras mantenemos la distancia física

La mayoría de nosotros ha experimentado conexiones rotas o cortadas con familiares y amigos cercanos por causa de la cuarentena y las órdenes de distanciamiento físico traídas por la pandemia. Es de vital importancia mantener las conexiones sociales, dijo la directora Shuler-McKinney, siendo que el aislamiento ha llevado a un repunte de suicidios en su comunidad. “Ciertamente no queremos perder la vida por causa del COVID, pero tampoco queremos ver tanta soledad que veamos también entonces muertes por suicidio”, añadió.

El encontrar diferentes formas de acercarnos y conectarnos con los seres amados, ya sea hablando por teléfono o a través de videollamadas o hasta visitando y quedándonos afuera para saludar desde lejos, es de vital importancia para mantener la conexión emocional a pesar de la distancia física.

Cuida de tu cuerpo y de tu espíritu

El modelo de atención a la persona integral que practica AdventHealth atiende la salud en tres facetas: la física, la mental y la espiritual. Las investigaciones han demostrado que los tres aspectos están interconectados y los expertos en salud conductual aconsejan que cuidemos del cuerpo para elevar el bienestar mental y emocional.

Una dieta saludable, ejercicio y mantener una sólida vida espiritual, son algunas cuantas de las sugerencias para mantener una actitud positiva. El prestar mucha atención a cualquier señal física de alarma que indique que la persona puede estar luchando emocionalmente (tal como patrones de sueño y hábitos de alimentación) es también de importancia clave para el bienestar emocional.

El siquiatra Allen dice que esas señales de advertencia son particularmente importantes para trabajadores en el ramo de la salud que se encuentran en la línea frontal combatiendo la pandemia de COVID-19, cuidando de los demás, frecuentemente a expensas de su propia salud. “La parte más desafiante es cuidar de nosotros mismos”, dijo. “Tenemos que reconocer que nadie es inmune. Somos tan vulnerables como todos los demás, así que no debemos dejar que  persistan los síntomas. Tenemos que procurar una intervención temprana”.

Reconociendo la importancia de cuidar de quienes cuidan y atienden a otros en esta lucha contra el COVID-19, el equipo de salud conductual de AdventHealth Shawnee Mission aceleró después de la pandemia el acceso a algunos de los recursos de apoyo que estaban en desarrollo para sus empleados. Actualmente los miembros del equipo que enfrentan cualquier problema, ya sea personal o profesional, tienen acceso a apoyo inmediato, libre de cargos, ahí mismo en la institución.

Además, el equipo AdventHealth Shawnee Mission acondicionó una sala de descanso o meditación con oportunidades para orar, expresar gratitud, dibujar y estaciones de hidratación; y una llamada mensual de línea abierta para cualquier miembro del equipo que desee comunicarse y aprender acerca de cómo enfrentar la situación. Esto además de los diferentes recursos de apoyo disponibles para los miembros del equipo en todo el sistema AdventHealth, a través de los beneficios de empleados y otros programas.

Busca ayuda cuando la necesites

“Las necesidades son grandes, pero la falta de su reconocimiento es todavía mayor”, dijo el siquiatra Allen. “Necesitamos mejorar tal reconocimiento para poder ser capaces de atender la necesidad”.

Aunque el impacto de la pandemia sobre la salud mental y emocional está comenzando a hacerse evidente, muchos tal vez ignoran las señales de advertencia o no buscan ayuda por falta de reconocimiento y educación.

En una crisis inmediata, Shuler-McKinney aconseja acudir al departamento de emergencia o llamar al 911 (en los Estados Unidos) y trasladarse a un ambiente físico seguro. El hablar con un terapeuta, lo cual constituye un enfoque a más largo plazo, puede enriquecer has habilidades para entendérselas con una crisis y las necesitadas en la vida diaria. “Te enseña habilidades que pueden ayudarte a mejorar tus relaciones y comunicaciones”, dijo.

El siquiatra Allen añadió que algunos recursos en línea, tales como los ofrecidos por la Mental Health Association of Central Florida (Asociación de salud del centro de Florida) pueden ser un buen comienzo. “No toda persona va a estar dispuesta a hablar con alguien desde el primer momento, pero el acudir a un sitio electrónico donde puedes tener acceso a una autoevaluación, podría ser la chispa de encendido que necesitas”.

Lo importante es comenzar, dijo.

La original version (versión original) de esta historia la publicó AdventHealth.

 

FUENTE:

Expertos en salud mental responden a elevación de problemas de ansiedad y drogodependencia

.


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *