Noticias

Líderes de la Iglesia Adventista hacen frente a disminución de ingresos y recortes presupuestarios

La medida del 16 de junio, es la tercera decisión de ADCOM en los últimos tres meses que recomienda una reducción de costos en la sede central de la iglesia.

Frente a proyecciones preocupantes que señalan disminuciones marcadas en las contribuciones de la mayoría de las regiones mundiales de la Iglesia Adventista del Séptimo Día como resultado de la pandemia mundial del COVID-19, los líderes de la Iglesia Adventista votaron recomendar recortes en el presupuesto operativo de la iglesia mundial, lo que incluye una reducción de parte del personal.

La Comisión Administrativa de la Asociación General (ADCOM) votó en una sesión matutina del 16 de junio de 2020 recomendar una reducción de los Gastos Operativos de Oficina y Gastos Administrados por la Asociación General 2020 en aproximadamente un 7 por ciento, habiendo investigado previamente con todos los líderes de los departamentos y líderes de la sede central sobre áreas posibles en las que se podían recortar gastos. Las reducciones votadas incluyeron los presupuestos de los departamentos de la Asociación General, un 50 por ciento en la reducción de los presupuestos de viaje, y la eliminación de un incremento de salario de ajuste por costo de vida previamente votado para 2020. Se espera que los ahorros totales sumen más de 5,5 millones de dólares del Presupuesto de Subvenciones y Asignaciones Mundiales 2020 original. Las recomendaciones de ADCOM para la eliminación de cargos de personal presupuestados serán consideradas en una sesión de la Comisión de la Junta Directiva de la Asociación General que ya había sido planificada para el próximo 9 de julio.

Según los directivos financieros de la iglesia, aunque todos los departamentos se verán de alguna manera afectados por las reducciones, la gran parte de los ahorros presupuestarios afectará las operaciones internas, o el funcionamiento regular de la sede central de la Iglesia Adventista. Al mismo tiempo, los líderes enfatizaron que se esforzaron en dar una clara y marcada prioridad a la misión mundial de la iglesia.

“La Iglesia Adventista está enfrentando cuatro áreas de incertidumbre financiera: una alteración de los ingresos, una alteraciones de sus operaciones, una desaceleración económica en el mundo y altos niveles de desempleo”, dijo Juan Prestol-Puesán, tesorero de la Asociación General y gerente financiero de la denominación de 23 millones de miembros. “La Iglesia Adventista tendrá que enfrentar estos problemas durante los próximos 24 meses o aun por más tiempo. Lo que es nuevo es la urgencia de hacer frente a las reducciones en forma inmediata. Necesitamos actuar deliberadamente. Sin embargo, lamentamos profundamente que debido a esta desaceleración económica tenemos que alterar la vida de personas que han servido con fidelidad a la Iglesia Adventista durante largo tiempo en la sede central de la denominación”.

Lori Yingling, directora de Recursos Humanos, afirmó que se están ofreciendo servicios de apoyo a cada empleado afectado, lo que incluye un paquete financiero, además de apoyo emocional y espiritual. “Las decisiones de este tipo son difíciles y solo se llevan a cabo después de un tiempo de análisis con oración”, expresó. “Continuamos orando cada día por los empleados afectados y sus familias”.

Ted N. C. Wilson, presidente de la Iglesia Adventista, quien presidió la sesión de ADCOM del 16 de junio, reconoció que si bien estas no fueron decisiones fáciles, fueron necesarias debido a las circunstancias actuales.

“Esta es una experiencia difícil para todos”, expresó. “A pesar de ello, representa una oportunidad de apoyarnos más y más en el Señor. Él nos guiará; él no abandonará a su iglesia. A pesar de los momentos difíciles, él nos acompañará hasta el fin. Aunque tengamos que enfrentar desafíos financieros, desafíos por la pandemia y cualquier otro tipo de desafíos —no importa lo que tengamos que enfrentar— sabemos que el Señor estará con nosotros porque estamos viviendo cerca del mismo fin”.

La medida del 16 de junio es la tercera decisión de ADCOM en los últimos tres meses que recomienda una reducción de costos en la sede central de la iglesia. La primera, votada a comienzos de abril, se refirió a la reestructuración de los ingresos de la Asociación General que se hicieron necesarios por los ajustes en los porcentajes de diezmos recibidos de Norteamérica y otras divisiones mundiales, según se había votado en octubre de 2019 en el Concilio Anual de la Junta Directiva, el ente de gobierno de 340 miembros que tiene la denominación. Una segunda etapa de reducciones se produjo en mayo, cuando la administración recomendó y la ADCOM refrendó no cubrir ciertos cargos que estarán vacantes cuando los empleados actuales se jubilen o pasen a otros cargos fuera de la sede central a mediados del año.

 

Fuente: 

https://www.interamerica.org/es/2020/06/lideres-de-la-iglesia-adventista-hacen-frente-a-disminucion-de-ingresos-y-recortes-presupuestarios/.

 


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *