Noticias

En Interamérica, principales líderes de la iglesia continúan navegando la ‘nueva normalidad’

Se recordó también a los administradores que se aseguren de tener en el territorio de sus uniones una declaración como así también iniciativas que destaquen la postura de la Iglesia Adventista en contra de la violencia contra las mujeres y los niños según la iniciativa Enditnow.

12 de agosto de 2020 | Miami, Florida, Estados Unidos | Libna Stevens, Noticias de la División Interamericana.

Navegar la “nueva normalidad” durante la crisis de la pandemia está haciendo que los principales líderes de la Iglesia Adventista del Séptimo Día sigan enfocados en la vida espiritual de la iglesia, llevando registro de los miembros de iglesia que se contagiaron del COVID-19, corten costos y tomen decisiones claves que impactarán a la iglesia en los próximos semanas y meses.

“Estamos en las manos de Dios, buscando su dirección, alabándole por lo que ha hecho por nosotros y por la iglesia hasta el momento, y presentando ante él nuestras peticiones durante el período que estamos viviendo”, dijo el pastor Elie Henry, presidente de la Iglesia Adventista en Interamérica, al reunirse con los principales administradores de las 24 regiones principales de la Iglesia Adventista durante una reunión en línea en el día de ayer “Necesitamos continuar navegando esta ‘nueva normalidad’ a lo largo y a lo ancho del territorio”.

El pastor Leonard Johnson, secretario ejecutivo de la Iglesia Adventista en Interamérica, repasa las estadísticas actualizadas de los miembros. [Fotografía: LIbna Stevens/DIA].

El encuentro fue parte de una sesión mensual extensiva en línea en la que los principales líderes monitorizan la situación crítica de la iglesia y sus instituciones en todo el territorio de la División Interamericana, estudiar algunas de las preocupaciones más apremiantes que enfrenta la iglesia, y seguir trazando planes para avanzar juntos como iglesia durante y después de la pandemia del coronavirus.

Finanzas

El pastor Filiberto Verduzco, tesorero de la Iglesia Adventista en Interamérica, informó que para fines de julio, los diezmos y las ofrendas en todo el territorio y la proyección de ingresos para las operaciones ha disminuido según se estima un 48 por ciento, lo que representa un incremento  de 9,4 por ciento desde el primer trimestre.

“Aun hoy, no podemos señalar qué ingresos tendremos en 2021, por lo que no podemos definir el presupuesto de las operaciones hasta más adelante en el año, cuando estudiemos las cifras reales que ingresan periódicamente”, dijo Verduzco. “Hemos tenido la pandemia ya durante cinco meses y viendo que, si esta tendencia se mantiene durante cinco o diez meses más, nuestro capital operativo, aparte del ajuste a nuestros gastos, será absorbido”.

Verduzco animó a los líderes para que continúen tomando las medidas apropiadas y realizando los ajustes necesarios a los presupuestos operativos en las asociaciones y misiones y las uniones que supervisan las administraciones. “Tenemos que buscar la conducción del Señor y tomar decisiones consistentes que beneficien a la iglesia y sus operaciones”.

Descenso en las estadísticas de miembros

Al presentar las estadísticas de los miembros, el pastor Leonard Johnson, secretario ejecutivo de la Iglesia Adventista en Interamérica, señaló los desafíos que ha producido la pandemia en lo respecta a llevar registro y hacer ajustes al número de miembro de iglesia.

Las estadísticas de miembros muestran que al comienzo del primer trimestre teníamos 3.708.308 miembros, y al final del segundo trimestre ese número disminuyó a 3.680.635. Esto implica una diferencia de más de 27 mil miembros después de sumar los bautismos, las profesiones de fe y la pérdida de miembros por fallecimientos, desaparecidos y otros ajustes.

“Cuando se compara el número de bautismos en el primer trimestre con más de 28 mil, y las pérdidas de miembros que suman más de 45 mil en el primer trimestre, cuando sacamos las cuentas, no hay allí una ganancia neta”, dijo Johnson. Gran parte de la disminución de miembros durante el segundo trimestre se debe a que algunas asociaciones y misiones no han podido presentar informes apropiados, dado que algunas iglesias están cerradas, y como resultado de los desafíos que implica llevar un registro exacto, expresó.

El pastor Johnson también recordó a los líderes que los números de bautismos no se refieren tan solo al momento en que los nuevos creyentes se unen a la iglesia mediante esfuerzos de evangelización sino cuando son recibidos y registrados en sus congregaciones locales. “Los miembros recién bautizados tienen que ser aceptados en la iglesia, y eso significa que han sido aceptados por voto de la iglesia local”.

Así como hay que votar el ingreso de miembros, los que dejan de ser miembros necesitan contar con un voto de la junta de iglesia después de una asamblea de toda la iglesia para que sean contados como exmiembros, o ausentes o para darles la carta de traslado y otras situaciones similares, expresó. “Tratemos de mejorar nuestra manera de atender a la grey que ha sido encomendada a nuestro cuidado en el contexto de lo que está sucediendo en estos tiempos de COVID-19”, dijo Johnson.

Los líderes de la iglesia también dedicaron tiempo a orar por las familias adventistas de Interamérica que están de duelo por la pérdida de seres queridos y han perdido el empleo debido a la pandemia, por las víctimas de la explosión de Beirut, y por el futuro de la iglesia en todo el territorio.

Informes de las uniones

En el sudeste de México, el pastor Isaías Espinoza, presidente de la Iglesia Adventista en la región, informó que en los cuatro estados que comprenden el territorio de la Unión, han fallecido 145 miembros de COVID-19, y que 1338 han sido contagiados del virus. “Aún somos una luz roja en esta región, y continuamos con medidas estrictas de distanciamiento social aquí, manteniendo nuestros cultos en línea”, dijo Espinoza. A pesar de la reducción de los gastos, y con el ingreso del setenta por ciento de los diezmos, los campos locales están creciendo financieramente, expresó.

El pastor Luis Aguillón, secretario ejecutiva de la Iglesia Adventista en El Salvador, ora durante una se las tres sesiones de oración, durante la reunión con los administradores de las uniones de la División Interamericana, el 6 de agosto de 2020. [Fotografía: Libna Stevens/DIA].

En la Unión Centroamericana Sur, el pastor Wilfredo Ruiz, presidente de la Iglesia Adventista en la región que abarca Costa Rica y Nicaragua, informó que 67 miembros han fallecido por el COVID-19, hay otros 625 contagiados por el virus, y 2500 familias están desempleadas en este momento. “Aun en medio de las pérdidas, los miembros de iglesia continúan entregando sus ofrendas porque los pastores van casa por casa recolectando fondos para registrarlos”, dijo Ruiz. Hasta el momento, se están recaudando del 75 al 80 por ciento de los ingresos mensuales por diezmos.

El pastor Jorge Atalido, presidente de la Iglesia Adventista en la región Venezolana Oriental, informó que cinco miembros han fallecido del coronavirus y que 18 pastores se han visto afectados por el COVID-19, así como otros veinte que están en instituciones de salud y educativas. La iglesia no está segura de cuántos de sus miembros están contagiados en las congregaciones locales, pero los líderes están haciendo esfuerzos de brindar vitaminas y remedios naturales para mejorar las defensas de los líderes y los miembros para así luchar contra el coronavirus. “Seguimos aferrados a Dios y sus promesas, y vemos que cada día se producen milagros”, dijo Atalido.

En Jamaica, el pastor Everett Brown, presidente de la Iglesia Adventista en la isla, informó doce fallecidos entre sus miembros, y 928 casos positivos de COVID-19 entre los miembros. “La mayoría de las iglesias están funcionando en línea, y unas pocas iglesias reabrieron sus puertas cumpliendo correctamente las regulaciones de distanciamiento social”, dijo Brown. “Nuestras escuelas se han visto afectadas y la iglesia continúa respondiendo a las necesidades sociales de los miembros”.

Instituciones de la División Interamericana

Ismael Castillo, rector de la Universidad de Montemorelos, informó que el campus no puede albergar a los estudiantes en este momento y que el año escolar comenzará la semana que viene totalmente en línea. “El estado de Nuevo León aún se encuentra bajo una luz roja por la pandemia y no podemos albergar a ningún estudiante en las residencias estudiantiles o en los salones de clase”, dijo Castillo. “En este momento no estamos recibiendo ningún ingreso, y esta semana estamos en medio de la matriculación para el año escolar”. Castillo dijo que se han llevado a cabo varias reuniones por Zoom con los estudiantes, los padres y el personal docente, en momentos en que la institución está por hacer la transición al estudio en los hogares.

En promedio, la Universidad recibe cerca de dos mil estudiantes cada año y emplea a cientos de docentes y de personal de apoyo en el campus. Los líderes de la universidad se están reuniendo para preparar un plan para ayudar a los estudiantes que aún deben por sus estudios, una manera de cubrir las deudas que les quedaron del año escolar en los próximos meses y años.

Saúl Ortiz, presidente de la Asociación Publicadora de la División Interamericana (IADPA), informó que la casa editor hasta el momento ha tenido un 15 por ciento menos de ventas este año, pero que de abril a junio hubo una disminución de ingresos por operaciones del 44 por ciento. “Continuamos enviando materiales de Escuela Sabática recursos para los colportores, pero estamos luchando con los pagos que se vencen, para que así podamos hacer funcionar esta casa publicadora”, dijo Ortiz. “Para el tipo de empresa [de publicaciones] que tenemos, la situación de la pandemia nos está afectando mucho”.

La casa editora GEMA Editores, con sede en Ciudad de México, ha estado haciendo frente a la crisis por la pandemia en los últimos cinco meses, informó su presidente el pastor David Javier. “Estamos recibiendo un veinte por ciento menos en nuestra casa publicadora desde abril, y nuestro personal viene a trabajar unas cinco horas por día, cumpliendo con las restricciones impuestas por el gobierno”, dijo Javier. La casa publicadora está ofreciendo del 15-20 por ciento de descuentos a los colportores y extendiéndoles el crédito para que dispongan de más tiempo para pagar los libros que compran para revender. “Hemos visto que hasta junio, las ventas han caído un 31 por ciento en comparación con las ventas hasta junio de 2019”.

Se recordó también a los administradores que se aseguren de tener en el territorio de sus uniones una declaración como así también iniciativas que destaquen la postura de la Iglesia Adventista en contra de la violencia contra las mujeres y los niños según la iniciativa Enditnow. Al mismo tiempo, los administradores de la iglesia continuarán alineando sus iniciativas y actividades bajo la iniciativa I Will Go liderada por la Iglesia Adventista mundial, para impactar los territorios de sus iglesias y comunidades durante el quinquenio actual.

“Les agradecemos por su apoyo para llevar adelante la misión de la iglesia en toda la División Interamericana”, dijo el pastor Henry. “Necesitamos el liderazgo de ustedes para continuar con el avance de este movimiento”.

Para saber más sobre la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Interamérica, sus iniciativas, actividades y recursos, ingrese a interamerica.org.

FUENTE:

En Interamérica, principales líderes de la iglesia continúan navegando la ‘nueva normalidad’


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *